CRÍTICA DE CINE FANTASMAGÓRICA...

Páginas vistas en total

sábado, 6 de marzo de 2010

LOS LÍMITES DEL CONTROL?

El buen cine tiene que emocionar y si no, por lo menos entretener. Si hace las dos cosas suele ser un peliculón. Esta semana pasé de ir al cine y me alquilé una en el videoclub, una sana costumbre que no quiero perder. Resulta que hace un par de años estuve de visita en el rodaje (se rodó entre Madrid y Sevilla) de la última de Jim Jarmush. En plan fan me hice fotos con Jim y con John Hurt, grandisimo actor de leyendas como "Alien el octavo pasajero" o "El hombre elefante". Tenía curiosidad por ver que había resultado. Los técnicos decían que "plano por plano, todo junto, no tenía sentido." Y no andaban descaminados. "Los límites del control" es una experiencia fundamentalmente aburrida, una sucesión de situaciones (por llamarlo de alguna manera) con pequeñas variaciones en las que no pasa gran cosa. (Vamos, que no pasa nada) Los pocos diálogos son pedantes e insustanciales a la vez, como si quisiera decir algo, pero el resultado fuera el más vacío silencio, con cierto tufillo al cine de autor más vanal y estúpido. Creo que Jarmush pretendía hacer uno de esos ejercicios de deconstrucción que suelen seducir a cineastas autores en su madurez, pero que acaban resultando un verdadero pestiño a la gran mayoría de los espectadores. Gran parte del metraje lo abarca un hombre caminando por calles (!!!) Y lo peor es que se desaprovechan grandes actores como Hurt, Bill Murray o Tilda Swinton. Sólo deciros que el Making Off de la película dice mucho más y resulta mucho más interesante que la película en si misma. En el documental hay una frase de Jarmush interesante : "Cuando no sabes a donde vas, es imposible perderte". Cosa que es cierta, probablemente en la vida, pero no creo que en el cine. Cuando no sabes a donde vas, no vas a ninguna parte, que es lo que hace esta película. A menos claro que seas un genio como Godard (Y ni eso). Vamos, que Jarmush se ha hecho la picha un lio. Si por lo menos sus imágenes fueran cautivadoras o hipnóticas, estaríamos hablando de un ejercicio interesante, pero ni por esas...

Me ha hecho gracia esta crítica:

"Creo que lo que [Jarmusch] quiere decir es que si despojas a una historia hasta lo más esencial, te queda muy poco. Me pregunto cómo vendió la idea a sus inversores. (...) Puntuación: 0.5 (sobre 4)." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)

Pero para que veáis que también están los críticos moñas:

"Esta es la versión Jarmusch de 'una de espías': un thriller envasado al vacío. Los fans del género pueden sentirse estafados pero los de Jarmusch se sentirán tan fascinados como este cronista. (...) Puntuación: *** (sobre 5)." (Antonio Weinrichter: Diario ABC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario