CRÍTICA DE CINE FANTASMAGÓRICA...

Páginas vistas en total

jueves, 21 de abril de 2011

"HAPPYTHANKYOUMOREPLEASE": NI MÁS NI MENOS...



El cine "indie-pop" tiene una serie de cualidades que lo hacen muy identificable: Historias sensibles, de personajes treintañeros y peterpanescos en busca del amor, con bandas sonoras llenas de canciones más bien detestables y un cierto trasfondo de autocomplacencia en el que se viene a decir que el protagonista-director-guionista (Un tal Josh Radnor, más bien insulso), a pesar de ser un desastre como persona, es un tipo guay que recoge niños perdidos en el metro y que por supuesto se lleva a la chica guapa. Dicho esto, podría parecer que no me ha gustado la película, pero no es así. De hecho, comparada con otras cintas de este corte me parece medianamente decente y con diálogos de calidad, ademas de alguna que otra idea afortunada. Por ejemplo la de estar en perpetuo agradecimiento con la existencia -de ahí su título-, cosa que deberíamos ejercitar todos en el día a día...Otros aciertos como el personaje de la chica con cáncer y la idea de que si nos miramos 5 años atrás siempre nos da la impresión que éramos imbéciles convierten a "Happythankyoumoreplease" en una cinta agradable y que se deja ver. Ni más ni menos....Gracias.

"SCREAM 4": PUÑALADA TARDÍA



La saga de Scream tiene varias cosas penosas y alguna que otra buena; entre ellas su capacidad de autoreferencialidad, de parodia y reflexión sobre el cine de terror norteamericano contemporáneo, y es esto lo que siempre me ha enganchado de una serie de películas de escasa calidad cinematográfica. En este sentido, lo mejor de "Scream 4" es su comienzo, en el que, con una estructura de muñeca rusa, asistimos a una película dentro de una película dentro de una película. Lo que se suele llamar entre pedantes como yo Metacine. Y para mí esto resulta muy gozoso, una especie de autoburla al género de terror. Y es que Wes Craven es un tipo astuto que lleva más de 30 años asustando al personal. En esta nueva entrega, más bien tardía y acaso inapropiada, aporta ademas una mirada cínica al "porngore" tipo "Saw" y "Hostel", un tipo de cine de terror en el que ya no se reconoce, que no le estimula y en el que lo único que importa es cual será la forma sádica en la que morirán los protagonistas. Toda la película tiene un ingrediente "gore" que no tenían otras entregas. Entre las cosas malas: el ambiente teenager de todas las películas, en el que Craven no parece moverse a gusto, los interludios de amor, la previsibilidad y la cara de tambor estirado que tiene Courtney Cox -pobrecita lo que le han hecho, parece el Joker. En resumen, un entretenimiento digno aunque más bien anticuado, "demodé", como si quisieran resucitar a toda costa una franquicia a la que ya hace tiempo que le sacaron las tripas...

lunes, 18 de abril de 2011

"SIN LÍMITES"


Señores, seamos sinceros, los americanos saben como hacer películas. Y no solo porque manejen presupuestos mareantemente superiores a los nuestros, que también, sino porque saben como mantener clavado al espectador a la butaca. "Sin límites" es un magnífico ejemplo de ello; durante la hora y tres cuartos que dura no hay espacios muertos ni margen para el aburrimiento; cada escena es interesante y emocionante y te lleva a la siguiente y cuando te das cuenta la película ha acabado y te vas tan contento a tu casa. Y es que "Sin límites" podría convertirse en el "sleeper" del año, la película sorpresa de la temporada, un thriller de apariencia rutinaria y pocas pretensiones pero diabolicamente entretenido, ingenioso y disparatado. La historia de un escritor fracasado que no encuentra la creatividad necesaria para afrontar su nueva novela y acaba por encontrarse con una droga de diseño que multiplica sus capacidades cerebrales es, como hemos dicho, totalmente inverosimil-no siempre necesitamos la versomililtud cuando vemos una película-pero todo un festín para el espectador. Y es que "Sin límites" te engancha como la droga que la protagoniza-¿A quién no le gustaría probar una de esas pastillitas transparentes?- con un despliegue de efectos visuales(justificados)y giros de guión que hacen gala de un desenfado típico de la Serie B más Roger Corman aunque, eso sí, con los medios actuales. Bradley Cooper está estupendo en su papel-no creí que diría esto nunca- mientras que Robert de Niro parece estar pensando todo el rato en el limpiado de su nuevo jet. En definitiva, un entretenimiento de lo más saludable, original y recomendable en estos tiempos de digitalismos vacíos y secuelitis crónica.

PD: Por la noche vi "Pa negre" y me pareció un coñazo...

viernes, 15 de abril de 2011

¿PARA QUÉ SIRVE UN OSO?: ESO MISMO DIGO YO...


Hace unos días emitieron en Versión Española "La torre de Suso", primera película de Tom Fernández, guionista televisivo forjado en series como "7 vidas" que daba el salto al cine con una cinta muy conseguida sobre la amistad, la madurez y la vuelta al hogar -Asturias- con un sentido del humor ácido y tierno a la vez y con unas estupendas interpretaciones de Javier Cámara, Gonzalo de Castro y Malena Alterio. Precisamente sobre la química en Cámara y De Castro se sustenta esta segunda "¿Para que sirve un oso?", que pretende ser el anverso cómico y vodevilesco de aquella y que hace uso y abuso de las claves del cine de "slapstick" propias del cine mudo. En otras palabras, pretende ser una comedia más visual, en gran parte basada en gags físicos, a saber; caidas, tropezones, choques, etc, etc...Pero el tiro les sale más bien por la culata y es que hacer una "comedia muda" como quien dice no es una tarea fácil...Intento entre anacrónico, ingenuo y desganado de hacer una película ecologista, uno de los principales errores de "¿Para qué..." reside en que prácticamente no nos hace reír, lo cual es pecado mortal tratándose de una comedia. Bastante desequilibrada,con diversos gags fallidos, la película se pierde en las tramas secundarias de los jóvenes -¡¡La bisnieta de Chaplin y el hijo de Don Johnson, que son pésimos actores y no aportan nada!!- hay personajes que sencillamente desaparecen de la trama -el de Geraldine Chaplin- y el conjunto acaba por ser bienintencionado pero más bien deslabazado e insulso. Sin embargo me hizo plantearme una pregunta...¿Para qué sirve una película?

domingo, 3 de abril de 2011

"INSIDE JOB": LOS LADRONES SIGUEN DENTRO...

Yo, como la inmensa mayoría de los mortales, no tengo ni idea de economía. La dificultad consustancial de una materia como esta hace que los que si saben, o sea, economistas, analistas, inversores, etc...se conviertan en una auténtica élite en cuyas manos ponemos nuestro dinero. El problema viene cuando está élite decide que son muuuy inteligentes y pueden multiplicar el valor de nuestro dinero por mil, haciendo "trucos de magia" matemática para embolsarse bonitas sumas para sus gastos personales. En otras palabras, LA AVARICIA, nada nuevo en la historia de la humanidad..."Inside job", ganador del Oscar 2011 al mejor documental, nos cuenta desde la perspectiva del ciudadano atónito que podemos ser cualquiera, cuales son los motivos y los culpables de la crisis económica mundial que nos azota desde 2008. Y a grandes rasgos se basa en la creencia de que se podía inflar el globo de las ganancias "ad aternum" en un contexto de total falta de regulación. Miro hacia otro lado y pongo la mano. Seguimos. El documental nos muestra como profesores universitarios de economía que a la vez asesoran al gobierno reciben grandes sumas de dinero por defender los intereses de estos gigantescos conglomerados financieros. Como especialistas ecónomicos se embolsan cifras de al menos seis dígitos por hacer informes beneficiosos a según que causa. No es esencialmente importante si lo que se cuenta en estos informes es cierto; si 100 expertos dicen una mentira, la mentira se convierte en verdad, al menos hasta que convenga decir lo contrario...Todo sea por una casa más grande, por un jet, por una educación de 200.000 dólares al año para los hijos, etc, etc...Pero lo peor de todo es que, por algún motivo, los principales responsables de este desfalco gigantesco y continuado en los años; los que hicieron quebrar Lehman Brothers, Morgan Sachs y estaban aleccionados y fomentados por los mandatos de Reagan, Bush, Clinton y Bush Jr, siguen en el poder en la era de Barack Obama, aquel que prometió que lucharía contra la avaricia de Wall Street...Los ladrones, amigos, siguen dentro de la casa, y hay que echarlos a patadas...