CRÍTICA DE CINE FANTASMAGÓRICA...

Páginas vistas en total

lunes, 22 de noviembre de 2010

"COPIA CERTIFICADA": EL FRAUDE DEL CINE "ARTÍSTICO"


Mira que ya lo sabía; que me conozco el laureado y aclamado cine de Kiarostami, que estoy prevenido de lo tedioso de sus cintas, de lo plumbeo del ritmo de sus películas, de la pretenciosidad y afan de trascendencia contínuo de su filmografía, de lo inaccesible y frío de sus propuestas. Pero una vez más, me dejé engañar por la crítica y caí:. "Obra maestra", "Juega a imitar a Rosselini" "Llena de diálogos divertidos", "conmovedora"...¿Pero que coño se han fumado los críticos? ¿Por qué existe tanta distancia entre lo que ellos vieron y lo que yo he soportado entre soñolientas cabezadas? ¿Dónde está la emoción en esta película? ¿Dónde están los ecos de Rosselini? ¿De donde se ha sacado a ese cara de palo insoportable llamado William Shimell? ¿Qué demonios nos quería exponer en esta conferencia anticinematográfica de hora y media? ¿Por qué Kiarostami no se dedica mejor a escribir sesudos ensayos sobre la naturaleza del arte y nos deja en paz? ¿Por qué hay tanta distancia entre el "autor", la "crítica de prestigio" y el "público llano"? Como véis muchas preguntas sin respuesta; bueno, sólo una: Juliette Binoche: su inmensa belleza y talento interpretativo brillan con colores vivos en medio de tanto gris...

jueves, 18 de noviembre de 2010

"THE TOWN": LADRONES EN FAMILIA


El sosainas de Ben Affleck sorprendió hace unos años con su debú como director, la muy deudora del último Clint Eastwood, "Gone baby, gone". No por casualidad estaba basada en una novela de Dennis Lehane, autor de la maravillosa "Mystic River" y se movía en los ambientes de los barrios obreros americanos para contar una historia de crimen y redención. Y es en ese mismo universo en el que se mueve "The town", película de atracos, de ladrones condenados a seguir siéndolo por sus genes, por la herencia familiar que convierte el robo en una tradición y la tradición en una condena. Con estos mimbres y un puñado de buenos actores (John Hamm, Jeremy Renner, Pete Postlewhaite, siendo el único que chirría el inexpresivo de Ben Affleck, que debería dedicarse exclusivamente a la dirección) Affleck crea un thriller muy apreciable, cuya máxima virtud son las potentes escenas de atracos, alguna persecución y un clímax final con tiroteo muy del estilo de Michael Mann donde consigue una especie de clasicismo sobrio muy de agradecer. Una película entretenida y muy digna, que tan solo se resiente por la trama de amor-poco creible y simplona- entre Affleck y la bella Rebeca Hall, pero que tampoco llega a chirriar. No deja de sorprender el pulso y buen gusto de Affleck a la hora de dirigir cine...¿Será que tiene un "negro" o simplemente que las apariencias, como de costumbre, engañan?

sábado, 13 de noviembre de 2010

¡ADIÓS MR. BERLANGA!


La muerte anda atareada en estos primeros compases del otoño. Parece como si se le hubiese amontonado el trabajo durante las vacaciones y ahora estuviera finalizando-nunca mejor dicho- las tareas pendientes. O como si se tomara al pie de la letra eso de que Noviembre es el mes de difuntos. A la muerte del genioamigo Carlos Edmundo de Ory se le han sumado la de Dino de Laurentiis- el último gran productor a la antigua usanza- y la más reciente de Luis García Berlanga. Berlanga también puede ser considerado uno de los grandes directores clásicos del cine español que sobrevivía al paso del tiempo. Aunque tal vez la etiqueta de clásico no sea muy apropiada. Siempre dio la impresión de mantener un espíritu joven e iconoclasta, con su fetichismo reconocido, con su actitud entre burlona, satírica y humana ante la vida. Aunque "Bienvenido Mr Marshall" sea de sus películas la que más perdura en la memoria colectiva ("Americaanos, os recibimos con alegría...") Mr Berlanga tiene en su haber genialidades del neorrealismo español (si es que eso llegó a existir) como "Plácido", "Los jueves milagro"o la ya mítica "El verdugo" en la que era capaz de reirse de algo trágico como la profesión de matar legalmente. Es esta película precisamente la que mejor define su postura ante la existencia, capaz de convertir un hecho dramático en comedia hilarante, capaz en definitiva de reirse de todo, lo cual es un rasgo de las personas inteligentes. Durante los 70 y 80 nos daría otros títulos como "Tamaño natural" en la que contaba la historia de amor entre un hombre y...una muñeca de plástico y la trilogía de la Escopeta Nacional. No puedo evitar imaginarme a Berlanga-donde quiera que esté- tomándose un carajillo con algunos de sus compañeros de la Vieja Guardia del cine español: Fernando Fernán Gómez, Manuel Alexandre, Paco Rabal, Agustín González...Seguro que se están riendo de todo. Como debe ser.

lunes, 1 de noviembre de 2010

"LOS OJOS DE JULIA": SOLA EN LA OSCURIDAD


El astuto y talentoso Guillermo del Toro vuelve a repetir una operación comercial parecida a la de "El orfanato", que tan pingües resultados monetarios le dio. A saber: una cinta de género (esta vez más cercano al thriller, con sus pinceladitas de gore), dirigida por un realizador practicamente novel, basada en los códigos de las películas norteamericanas y protagonizada por la que esta llamada a convertirse en la nueva "Scream Queen" española, la otrora televisiva Belén Rueda.Y el resultado, aunque no en la forma, es muy parecido en el fondo. Una película efectiva y efectista, muy bien realizada pero con un guión lleno de incongruencias e inverosimilitudes, errores que por otra parte suelen pasar desapercibidos para un espectador medio que solo quiere pasar hora y media de diversión sin hacerse demasiadas preguntas. Y aunque "Los ojos de Julia" comienza con fuerza y contiene, al menos dos secuencias talentosas (Belén Rueda espiando al grupo de ciegas y la posterior persecución, la escena final, que recuerda a aquella película de Christopher Lambert llamada "Jaque al asesino"), va perdiendo gas a medida que acumula tópicos del género y soluciones narrativas forzadas, amen de resultar un tanto reiterativa. Nada que objetar a la fotografía, ambientación y diseño de producción, pero bastante con respecto a las motivaciones de los personajes, la justificación de algunas acciones o la elección de Lluis Homar, que será muy buen actor pero no puede hacer todos los papeles. Especialmente molesto resulta ademas un cierto aire romántico de baratillo que asoma en un par de momentos y que nada aporta a la historia, como si el director quisiera echarle un poco de azucar a tan oscuro cóctel. Resumiendo, se echa el rato, pero no le pidáis más...