CRÍTICA DE CINE FANTASMAGÓRICA...

Páginas vistas en total

lunes, 26 de marzo de 2012

"SHAME": SEXO EN VENA


Un espectral servidor no había tenido la ocasión de ver ninguna película centrada en la adicción al sexo, la verdad. Supongo que existirán pero no tan explícitamente dedicadas a este tema. "Shame" es la historia de un yuppie neoyorquino tremendamente solo que vuelca todas sus frustraciones en el sexo. Masturbación compulsiva -más que un mandril en celo- sexo por internet, prostitutas, aventuras de una noche, todo tipo de prácticas sexuales le caben. Todo menos algo que conlleve intimidad, cariño y ternura, lo cual le baja más la líbido que ver a Esperanza Aguirre en liguero. La película tiene un tempo lento y resulta sobria, elegante y dura. Fassbender realiza una interpretación portentosa, su mirada resulta magnética y animal. Especialmente interesante es la escena inicial en la que contempla a una mujer en el metro como si fuera una presa a la que el depredador está a punto de atacar. "Shame" es un resumen una de las películas más pertubadoras del año, un zarpazo visual y emocional que nos afecta a todos, no solo a los adictos al sexo, por su carga de profundidad hacia una sociedad moderna que está sola y desorientada. No apta para todos los públicos ni para los que solo busquen un poco de evasión, eso si...

jueves, 8 de marzo de 2012

"LUCES ROJAS": UN MAL TRUCO


Hola amigos; la presión popular me obliga a volver a mi actividad de crítico cinéfago tras unos meses de retiro voluntario a las más oscuras y húmedas mazmorras de mi castillo. ¿La razón? No preguntéis; acaso me harté de mi popularidad y fama, de las "groupies" que pasaban noche a la puerta de mi casa para conocer al fantasma de cerca, lo cual por supuesto es una quimera...Acaso me hastié de ser vuestro faro cinéfilo, vuestra referencia principal, el punto de partida de vuestras vidas. Pero un buen fantasma se debe a su público -reflexioné- y por lo tanto aquí estoy de vuelta. Lo cual es una gran noticia para vosotros. Pero vamos al lio; la película de hoy era ampliamente esperada por un espectral servidor. Tras "Concursante" y "Buried", Rodrigo Cortés se había convertido en uno de los directores españoles más talentosos y valientes, en un caballo ganador. "Luces rojas", thriller paranormal con pesos pesados como Robert de Niro y Sigourney Weaver era un bocado muy apetitoso a priori, al menos para el que esto firma. El viernes pasado trasladé mis raídas sábanas a un cine -en sesión golfa, para ambientarme más aún- para ver la película de marras. Conforme avanzaba, observé una cinta muy bien filmada, con una tenue fotografía muy interesante y una banda sonora estupenda. Lo que se dice con una factura muy buena. Sin embargo estaba todo el rato con una sensación de "deja vu", de pélícula vista y a la vez muy carente de "alma". Como si no produjera ninguna sensación específica. Un poco plúmbea incluso. Solo el maestro De Niro, con su personaje Simon Silver, mezcla de Anthony Blake y La Niña de los Peines, conseguía interesarme algo. Algún sustillo mediánamente conseguido. Muchos tópicos del cine de terror y/o suspense. Y por supuesto, como no podía ser de otra forma, una final "sorpresa" que por supuesto no sorprende a nadie y resulta más bien absurdo y estúpido. Rodrigo, me lo has puesto a huevo; ya que tu película habla de "ser" y "parecer", "Luces Rojas" puede parecer buena, pero es bastante mala. Una pena señores, una pena...