CRÍTICA DE CINE FANTASMAGÓRICA...

Páginas vistas en total

lunes, 26 de julio de 2010

TOY STORY 3; LA MAESTRÍA DE NARRAR

Pocos son los que hoy en día consiguen narrar una historia, crear personajes creíbles, emocionar sin caer en lo sensiblero o lo facilón. Y resulta paradójico que de los pocos que aún lo consiguen esté un señor, John Lasseter para más señas, que cuenta historias con dibujos animados. Aunque claro, llamarle dibujos animados a esto sería como decir que la Mona Lisa es un boceto..."Toy story 3" sigue en la intachable línea de Pixar: maestría técnica con maestría narrativa, un guión perfecto, lleno de matices y con personajes más dimensionados y humanos que la mayoría de las películas que vemos. Un derroche de imaginación, una historia que se disfruta porque probablemente sus creadores han disfrutado haciéndola (la clave para todo, no lo olvidemos) Un conocimiento milimétrico de los códigos cinematográficos y sus géneros (en este caso, el carcelario) un manejo de los tempos admirable, en una catarata de imágenes engarzadas en una aventura divertida y emocionante. Una galería de personajes-juguetes maravillosa, rica, variada y entrañable. (Las coñas con Ken y Barbie son simplemente geniales) Compañeros, el cine al que fui a verla estaba lleno de adultos riéndose, deseando disfrutar por un rato, dejarse llevar y volver a ser niños sin dejar de ser tratados como adultos. Lo cual tiene un mérito dificilmente cuantificable. Idear un gag que saca una carcajada igual a un niño que a un adulto, que sabe decirle a cada uno una cosa diferente, diciendo la misma. Una delicia, en resumen, que aún resulta más gozosa gracias al corto que la precede. A verla. Ya

sábado, 17 de julio de 2010

MR. NOBODY

Vamos a ver, vamos a ver...tengamos la fiesta en paz. Resulta que este engendro de película ha sido aclamado por gran parte de la crítica e incluso ha ganado algún premio festivalero y todo...pues sólo comentaros, queridos amigos, que es la más absoluta nadería, el vacío argumental más absoluto y para colmo interpretada por el pusilánime de Jared Leto. Un derroche de efectos especiales para contar una historia a medio camino entre la ciencia ficción mística filosófica y el cine de autor europeo, cuya conclusión principal al cabo de 20 minutos es...¿De que coño me están hablando? ¿Qué mierdas me quieren decir? La teoría de las cuerdas, el big bang, o simplemente nada. Una sucesión de escenas publicitarias con una selección musical bochornosa en la que sencillamente no se dice NADA, pero con la apariencia de contarnos cosas muy profundas. Desconfiad de los críticos, sencillamente no tienen ni idea pero quieren parecer muy cools. Se me vayan a la mierda los críticos, Mister Leto y Mister Van Dormael, tal y como reconocen en el título de la película, ustedes no son NADIE.