CRÍTICA DE CINE FANTASMAGÓRICA...

Páginas vistas en total

sábado, 7 de mayo de 2011

SESIÓN DOBLE: "BLADE RUNNER" Y "AFTER HOURS"



En este blog normalmente escribo acerca de estrenos en las carteleras de cine, pero hoy me voy a tomar la pequeña licencia de hablar de dos películas estrenadas hace casi 30 años, en la década de los 80. Dos películas muy diferentes pero con puntos en común, principalmente uno; son dos de mis títulos favoritos, aquellos que atesoro en mi deuvedeteca como el que guarda un amuleto y a los que acudo periódicamente para comprobar que siguen siendo igual de maravillosos. Y esta semana he vuelto a verlos...¿Qué decir de "Blade Runner"? Simplemente que cada vez que la veo me parece más perfecta, un diamante en el que nada sobra y nada falta. Un extraño caso de película-mundo, que consigue meternos dentro de la pantalla gracias a la asombrosa mezcla de diseño de producción, la inolvidable música de Vangelis, efectos especiales, las interpretaciones, el guión, la fotografía. Todo parece estar equilibrado al milímetro, todo funciona. Y uno siente un escalofrío de emoción al dejarse llevar por la inusual y contradictoria belleza de ese Los Angeles eternamente oscuro y lluvioso, un paisaje que ya se ha convertido en uno de los más míticos de la historia del cine. Una película en apariencia fría, pero que en el fondo esconde un ensalzamiento de la fragilidiad de los humanos, una reivindicación de la libertad y un exorcismo ante el miedo a la muerte. Para los pocos que no la hayan visto recomiendo la experiencia de apagar todas las luces de casa, poner un buen volumen y dejarse arrastrar por los acordes de Vangelis y la lírica de esta Obra Maestra suprema...
"After Hours" (me niego a llamarla con el ridículo título en español) es una obra con menos pretensiones que "Blade Runner", probablemente menos importante, pero a la vez deliciosa. Película neoyorquina, nocturna y llena de humor negro, relata la odisea de un hombre contra los elementos en el Soho. Con elementos de pesadilla y con un aire surreal maravilloso, en este caso es Howard Shore el encargado de un "score" que aporta ese tono irreal y extraño. Si me planteo porque me gustan tanto ambas películas encuentro algunos elementos en común; ambas se desarrollan en el terreno de la noche y las dos tienen una cualidad muy difícil de encontrar hoy en día; son capaces de crear Atmósfera, de conseguir que te adentres en un mundo ficticio pero palpable. Uno casi puede sentir la eterna lluvia y el humo de "Blade Runner", sentirse sofocado por el calor nocturno de "After Hours". En resumen, desde aquí proclamo mi amor aterno por ambas películas. A veces me gustaría no haberlas visto para verlas por primera vez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario