CRÍTICA DE CINE FANTASMAGÓRICA...

Páginas vistas en total

domingo, 10 de octubre de 2010

"WALL STREET 2": UNA BURBUJA HERMOSA Y VACÍA


Con Oliver Stone sucede que uno no sabe muy bien si critica o muestra su fascinación-tal vez ambas cosas- hacía el objeto que esta filmando. Es lo que sucedía con la ya mítica "Wall street"(1988), oda al yupismo, que si pretendía meter el dedo en la llaga del capitalismo emergente y feroz de la USA ochentera, conseguía casi lo contrario; es decir, que te entraran ganas de ser ese Gordon Gekko arrogante y excesivo, pagado de si mismo, atiborrado de gomina y con el dinero por maldición. En ese momento la película fue una radiografía precisa de lo que estaba sucediendo y procuraba no tomarse demasiado en serio, consiguiendo convertirse en una especie de comedia kitsch. "El secreto de mi éxito" de Michael J Fox, pero un poco más solemne. Pero si la original no tenía reparos en mostrar esa fascinación hacia el consumismo y el dinero, en esta tardía secuela -o más exactamente "comeback"-Oliver Stone parece tener reparos para dejar que se note la baba que suelta ante indecente ostentación. (Con la crisis que tenemos en lo alto no esta bonito que se te ponga dura con los billetes de mil, parece decirse todo el rato el Señor Piedra)."Wall street. El dinero nunca duerme" se mueve todo el tiempo entre la ampulosidad de su diseño de producción y la reprobación con moralina de la avaricia que da pie a todo. Es cierto que el envoltorio de la película es espectacular; impresionantes planos aéreos de Nueva York, una potente banda sonora, un reparto de lujo, excesivos montajes visuales. Y detrás de todo eso, una gran nada. Como una hermosa pompa que acaba por explotar en nuestras narices en un final tan forzado como inverosimil. En otras palabras, lo que nos gustaba de la primera era la desfachatez de ese Michael Douglas amoral y descontrolado, que aquí se ha convertido en un abuelito ex-convicto y con dilemas éticos. Y es que en estos tiempos de corrección política ya ni siquiera Gordon Gekko puede ser tan hijo puta como era.

No hay comentarios:

Publicar un comentario